• Email : jorgegomez@jorgegomezdiputado.org

  • Teléfono: 383 96 66

Como fuerte contestatario y ya hoy exdiputado de Antioquia por el Polo, no se conforma con el proyecto de mantener la curul de Cámara por Antioquia, sino que es súper optimista en que van por dos escaños.

Así es siempre de optimista Jorge Gómez Gallego, quien se acaba de retirar de la Asamblea de Antioquia para intentar seguir su ejercicio opositor desde el Congreso de Colombia.

¿Toda la vida de opositor?

La vida lo pone a uno en el sitio de acuerdo con sus ideas y este régimen económico, social y político lo venimos combatiendo desde joven. Mientras no haya un cambio profundo en la sociedad nos tocará seguir haciendo oposición.

Hacer oposición es muy incómodo, muy verraco y queda uno como el ‘Doctor No’, que nada le gusta, que nada le sirve, pero yo le pregunto a quienes me critican ¿qué les gusta de esta sociedad?, ¿la quiebra de la industria, la quiebra de la agricultura, la pobreza tan verraca que tiene este país, los sufrimientos de los compatriotas en el tema de la salud, con la educación de los hijos?

¿Pero usted es negativo para todo?

Pero es real la situación de pobreza de Colombia. El problema de lo negativo no es un problema de apreciación, es que hasta los propios gobernantes reconocen los graves problemas que tiene el país y dicen que hay que superarlos, pero los quieren superar con la misma receta que han causado los males y una receta que ha causado los males no los puede resolver.

¿Terminó un ciclo de cuántos años como diputado y siempre de opositor a los gobernadores que le tocó?

Ingresé a la Asamblea desde la mitad de la gobernación de Luis Alfredo Ramos y ajusté casi 8 años como diputado.

Entré por Gabriel Manrique, quien renunció para aspirar a la Cámara, lo mismo que estoy haciendo ahora yo y aspiro a lograr la curul, porque él en ese entonces no pudo.

Durante todo ese periodo en la Asamblea me correspondió lidiar con tres gobernadores: Luis A. Ramos, Sergio Fajardo y lo que lleva hasta ahora Luis Pérez.

¿Cómo le fue de opositor a Ramos?

Con él tuve muchos tropiezos, especialmente por el Túnel de Oriente y por el manejo de la Fábrica de Licores.

Todavía voy a la Fiscalía y a la Procuraduría a dar declaraciones en unos procesos que no avanzan sobre distintos asuntos que denuncié en su momento.

Además le gané una batalla porque el gobierno de Ramos decidió del presupuesto del departamento entregar 60.000 millones de pesos en forma ilegal a los contratistas del Túnel del Oriente. Yo demandé ese proyecto de ordenanza y ganamos ese pleito y el Departamento se libró de regalarle a unos intermediarios esos dineros. Mejor dicho, le salvé a Antioquia 60.000 millones de pesos.

¿Y cómo le fue en los cuatro años de Fajardo?

También fueron de permanente oposición. Nunca  creí en el proyecto de “Antioquia la más educada”, que parece muy amable a la gente porque le dicen que le van a dar educación y a los padres de familia para que sus hijos se eduquen para vivir mejor.

Pero uno conociendo que la educación no es una rama autónoma que se maneje sola y distinta a los demás problemas del país, esa campaña de la “Más educada” era simplemente un eslogan publicitario de campaña, que no era posible llevarlo a la realidad sin unos cambios profundos en la sociedad y sin invertir en la educación que había.

A Fajardo le dio por gastarse una cantidad de plata en unos parques educativos y dejó a los colegios y escuelas públicas en el mismo estado tugurizado en que estaban. Y hoy están peor porque Luis Pérez no le ha metido un peso a la infraestructura educativa.

Pero ustedes en el Polo andan hoy a nivel nacional muy cogiditos de la mano con Fajardo para un proyecto alternativo hacia la Presidencia. ¿Eso es una contradicción?

No lo es, porque el acuerdo al que podemos llegar con Fajardo, Claudia López y Navarro es hacia adelante, no hacia atrás.

Ningún acuerdo me puede obligar a mí a que retire las críticas y la oposición que le hice a Fajardo.

Lo he dicho con claridad, a mí nadie me quita lo bailado y me ratifico en las críticas que le hice a él como gobernador.

Pero como el proyecto es hacia adelante y si logramos convenir un programa que sea consecuente con el ideario del Polo, yo qué me voy a oponer a que Fajardo participe en una acción mancomunada para sacar adelante cosas que yo estoy tratando de sacar adelante hace mucho tiempo.

¿Y usted cree que Fajardo, como es ese señor, les va a firmar ese acuerdo?

Espero que sí, soy optimista porque hay que ser optimista y hay que esperar que logremos llegar a un acuerdo conveniente para un programa presidencial distinto, no más con los mismos y de lo mismo.

¿Y qué tal le fue en este año y medio con Luis Pérez?

En las cosas gruesas no ha acertado, lo apoyé cuando dijo que iba a aplanar las ventas de la FLA, pero no lo hizo.

En la FLA hay una práctica vieja que es detestable. En diciembre concentran prácticamente todas las ventas del año, es cierto que en ese mes se vende más licor y debe haber un pico de venta más alto que en los otros meses, hasta ahí estoy de acuerdo.

Pero el pico es tan alto que prácticamente los distribuidores cumplen las cuotas de ventas con las de diciembre, además les prestan la plata en el Idea a una tasa de interés barata para que hagan esas compras, se ganan el aumento de precios de diciembre a enero, retiran el aguardiente cuando lo van pagando en el Idea, se lo guarda la FLA en su bodegas a costo de la licorera y les paga los seguros de almacenamiento. Prometió acabar con esa práctica y no lo ha hecho.

Cuando le ha peleado al Gobierno Nacional recursos para Antioquia lo he respaldado, cuando está en lo correcto, pero en los tales proyectos detonantes..., averigüe cómo están.

Uno alerta a la ciudadanía y la vida me ha dado la razón, como en la situación de Savia Salud, hoy en una total crisis que advertimos desde su gestación como ponentes del proyecto de ordenanza, pero no nos hicieron caso.

¿Y entonces renunció a la diputación para aspirar a la Cámara y con el gran desafío de mantener la curul del Polo por Antioquia?

El desafío es mayor, es que vamos por dos curules de Cámara en Antioquia.

¿Que qué?, ¿cómo así? ¿Se enloqueció?

Se lo digo por la votación histórica del Polo. Desde la primera vez que nos presentamos en el 2006 a hoy ha sido creciente la votación en Antioquia, no al ritmo del aumento de la población, sino muy por encima de su crecimiento  y llegó la hora de decir que vamos por dos curules.

La última vez sacamos 80.000 votos y con 120.000 se sacan dos curules. La votación la mantendremos pero también hemos crecido y nos hemos posesionado.

El reemplazo

¿Quién lo sustituye en la Asamblea?

Luis Eduardo Peláez Jaramillo, un joven de 29 años muy brillante, es abogado de la U. de A., con maestría en derecho penal y penitenciario y está terminando un doctorado en Derecho Penal en la Universidad Nacional de Córdoba, en Argentina.

 

Este muchacho hoy, a su edad, sabe más de lo que yo sabía a los 45 años, tiene más capacidad y potencialidades para hacer política decente, se ha formado en el Polo desde que era estudiante y aspiró al Concejo de Puerto Berrío.