• Email : jorgegomez@jorgegomezdiputado.org

  • Teléfono: 383 96 66

i bien Sergio Zuluaga, contralor de Antioquia, quedó libre el pasado 8 de julio luego de ser capturado por la Fiscalía por ser presuntamente responsable de los delitos de peculado por apropiación y prevaricato por omisión, ahora los ojos están de nuevo puestos sobre él porque al parecer no tiene título de doctor como registra en su hoja de vida.

De acuerdo con una información publicada por Caracol Radio, cuando el abogado aspiró al mismo cargo que ostenta, pero en el municipio de Envigado, el Concejo de esa ciudad comprobó que la certificación de Estudios Avanzados en Derecho Público, suministrada para participar de ese proceso de selección, no corresponde a un título de doctorado y no estaba apostillado por el Ministerio de Educación, por lo que no tendría validez en Colombia.

Además, de acuerdo a un informe forense de la Auditoría Nacional, el certificado de estos estudios avanzados sería prerrequisito para el título de doctorado en Estudios Europeos, título al que aspiró Zuluaga pero del que no hay constancia de que lo haya obtenido, porque no ha suministrado hasta el momento un certificado válido que lo sustente.

Por ahora, tras conocerse la decisión de dejarlo en libertad algunos diputados de Antioquia piden la renuncia del funcionario por estar relacionado con el escándalo del carrusel de cirugías plásticas en el hospital público La María.

Entre ellos se encuentra Jorge Gómez, del Polo Democrático Alternativo, quien afirmó: “Estamos en mora porque si el señor sigue vinculado a la Contraloría va a seguir manipulando pruebas, informes, documentos… Es evidente que su conducta es evidencia de que es una persona que tiende a falsificar, a engañar”, aseguró el diputado a Blu Radio.

La decisión del juez de dejar libre al funcionario fue apelada por el fiscal, por eso se espera que en los próximos días se conozca si se ratifica la decisión o si el contralor debe responder ante la Justicia por estos cargos con alguna medida restrictiva de su libertad.

 

Finalmente, Zuluaga ha mantenido silencio durante estos primeros días de la semana frente a su actuación ante los procedimientos quirúrgicos que se practicó en un hospital público y por los que pagó alrededor de un millón y medio, cuando en otros centros especializados el costo de los mismos supera los cuatro millones.